S?bado, 05 de julio de 2008

La vida y obra de uno de mis pintores favoritos es realmente interesante.:

Sacado de: http://www.imageandart.com/tutoriales/biografias/caravaggio/index.html

Las últimas investigaciones sobre la biografía de Michelangelo Merisi, conocido como Caravaggio o el Caravaggio por la localidad de donde supuestamente procede, adelantan su fecha de nacimiento a finales de 1571 y trasladan este lugar de origen a Milán. De hecho, hasta la aparición de relevantes documentos, se celebraron distintos actos conmemorativos del cuarto centenario del pintor teniendo en cuenta que había nacido el 28 de septiembre de 1573. Una fecha que se deduce de dos inscripciones fúnebres dedicadas al Caravaggio por el jurista Marzio Milesi, conservadas en un manuscrito de la Biblioteca Vaticana. Ambas inscripciones afirman que el pintor vivió treinta y seis años, nueve meses y veinte días; y que murió el 18 de julio de 1610. Dado que no se ha encontrado en los registros parroquiales ninguna anotación que se refiera al nacimiento o bautismo de Michelangelo Merisi, se tomó como fecha lo escrito por Marzio Milesi, jurisconsulto latinista que componía epígrafes de nombres ilustres por pasatiempo y que distintos documentos posteriores parecen indicar que no andaba muy bien de aritmética cuando calculó los años de vida del pintor.

El primer documento de archivo que adelanta el nacimiento del Caravaggio hasta finales de 1571 fue descubierto por Mia Cinotti y Mario Fara Puggioni. Se trata de una escritura de venta de terrenos firmada por el pintor en 1589, en la que declara tener 18 años. Dato refrendado por dos escritos encontrados posteriormente: el acta de matrimonio de los padres, conservado en la iglesia de Caravaggio, localidad de procedencia de la madre del pintor, con fecha de 14 de enero de 1571; unido a un texto que demuestra que el segundo hijo del matrimonio, el hermano menor del pintor, llamado Giovan Battista, nació en Milán el 21 de noviembre de 1572.
Además de la fecha de nacimiento, las investigaciones documentales también llegan a conclusiones significativas en lo que se refiere a su lugar de origen.
Siempre se pensó que nace en la localidad de Caravaggio porque es conocido con este nombre como pintor. De hecho, su familia procede de esta localidad de Lombardía, en la que poseen tierras y donde el pintor vive, con toda seguridad, durante toda su infancia, antes y después de la muerte de su padre, cuando termina su etapa de aprendizaje en Milán y hasta que vende todas sus propiedades para marcharse a Roma. Solo que el hecho de que su padre, Fermo Merisi, aparezca domiciliado ininterrumpidamente desde 1563 en Milán y que aquí fueran bautizados todos sus hijos induce a pensar que también Michelangelo Merisi nace en la capital lombarda. Este dato no se puede comprobar en la actualidad porque en el año 1906 desapareció en misteriosas circunstancias el registro parroquial de Caravaggio correspondiente al período 1569-1589 en el que debía aparecer su fecha y lugar de nacimiento. Aunque sí consta que un estudioso siciliano del pintor pudo comprobar la exactitud de estos datos antes de su desaparición.

Hacia Roma sin vínculos familiares

En escrituras notariales y parroquiales, consta que su progenitor, Fermo Merisi, es "magister", es decir, un constructor o maestro de obras. De hecho, la familia tiene el mote de <<Quacchiato>>, una antigua voz lombarda que puede aludir a este oficio. Asimismo lo especifica uno de los primeros biógrafos del pintor, Giulio Mancini, que en el año 1619 afirma que "el padre fue mayordomo y arquitecto del marqués de Caravaggio", un pequeño marquesado menor en la Lombardía, cerca de Bérgamo. Incluso el pintor Giovanni Baglione, que conoció personalmente al Caravaggio y propició un proceso judicial contra él, confirma que "fue hijo de un maestro que levantaba edificios con mucho arte". Significa, por tanto, un nacimiento burgués para el pintor, hijo de un profesional, que además era propietario de tierras. Nada de un nacimiento bohemio: la vida admirada por el Romanticismo vendrá después.

Fermo Merisi muere en el año 1577 a causa de la gran peste que había aparecido el año anterior. Su segunda esposa, Lucia Aratori, que también fallecerá pocos años después, se hace cargo de la tutela de sus cuatro hijos: Michelángelo, Giovan Battista, Giovan Pietro, que muere cuando todavía es un niño, y Caterina.

Parece que Michelangelo Merisi tiene vocación de pintor desde muy temprana edad, ya que en 1584, es decir, cuando tenía escasamente trece años, entra como aprendiz en el taller de un pintor de Milán, que se había formado en Venecia, llamado Simone Peterzano. Un pintor "mediocre", según Rudolf Wittkower, pero que en el Milán de esos años es conocido por ser discípulo de Tiziano. El contrato entre este maestro y Caravaggio se realiza siguiendo las líneas medievales. Peterzano se compromete a tener con él al muchacho, tanto en su taller como alojado en su casa, durante cuatro años, con el fin de enseñarle todo lo necesario para que se convierta en un pintor capaz de establecerse por su cuenta.
Se sabe muy poco de los cuatro años que Caravaggio pasa en Milán. Un cronista antiguo afirma que "estudió con aplicación (...), aunque de cuando en cuando hiciera alguna extravagancia, debido al calor de su espíritu exagerado". Bellori apunta que el pintor pudo hacer una escapada a Venecia motivada por "ciertas discordias" en que se había visto envuelto. Mancini incluso alude a un homicidio que pudo costarle un año de cárcel, apostillado por la frase de Giovanni Baglione "por haber dado muerte a un compañero suyo huyó del país (...) y se puso al abrigo en Roma". Son todo datos que para muchos biógrafos no demuestran la veracidad de los hechos narrados.

Lo que sí consta es que entre 1589 y 1591 la familia Merisi vende varias tierras en Caravaggio y una de ellas precisa que la venta se efectúe para pagar las deudas contraídas por la madre o por los hijos. La frase "vel per dictum Michaelem Angelum" hace pensar en que se refieren concretamente a las deudas del pintor. En el año 1592 los tres hermanos Merisi se reparten los bienes que les quedan, Michelangelo se apresura a hacer numerario lo poco que le toca, seguramente pensando en su viaje a Roma y en que jamás volverá a ver a sus hermanos. Así lo demuestra un episodio que se produce años después. Caravaggio negará que tenga un hermano, delante del propio Giovan Battista, cuando va a visitarle a Roma porque quiere ordenarse sacerdote.

En Roma comienza su obra conocida

Hasta su llegada a Roma no se conoce ninguna obra del Caravaggio. Empieza en talleres de carácter más o menos industrial como la casa del monseñor Pandolfo Pucci, que a cambio de su hospitalidad le exige copias de cuadros religiosos y, tal y como explica Mancini, "lo que es peor, llegaba a la noche con una ensalada que le servía de entremés, comida y postre (...) por lo que dio en llamar a su patrón Monseñor Ensalada". A continuación convive con un pintor llamado Lorenzo, que paga al artista una gorda por cada retrato o cabeza de santo. Pasará luego a instalarse con Antiveduto de la Gramática, creador de imágenes para vender en las tiendas y que acabará siendo imitador del Caravaggio.
El joven Michelangelo da un paso adelante en su carrera cuando es aceptado durante ocho meses en casa de uno de los más activos manieristas de Roma, Giuseppe Cesari d'Arpino. La fama de este joven artista, sólo tres años mayor que él, lleva al papa Clemente VIII a concederle el título de Caballero. Es el autor, por ejemplo, de los medallones de la cúpula de San Pedro o de la decoración de la Sala de los Horacios del Capitolio. Caravaggio entra en su taller como <<garzone>>, como muchacho, y se especializa en la pintura de guirnaldas de flores y de frutas.

La convivencia con los Cesari termina definitivamente cuando Caravaggio es ingresado en el Hospital de la Consolación a causa de una herida producida por una coz de caballo. De hecho, el Caballero de Arpino no visita al pintor durante todos los meses que permanece hospitalizando, una muestra de la enemistad que ambos pintores se prodigaron a partir de entonces. El caso es que, estando hospitalizado, un fraile ayuda al Caravaggio y le compra pequeñas obras entre las que se incluyen algunos autorretratos.
A continuación se hospeda en casa de alguien llamado Asdrubale y seguidamente donde monseñor Fantin Patrignani. Corre el año 1595 y dos amigos contribuirán a introducirle en un ambiente más selecto. Uno es Prospero Orsi, conocido por el género decorativo <<grutesco>> en el que sobresalió y cuyo hermano, Lelio Orsi, al ser uno de los poetas más famosos del manierismo, presenta el "nuevo estilo de Michele" en los ambientes intelectuales de Roma. El segundo amigo es un marchante de arte, Valentino, que tiene un establecimiento en las inmediaciones de la iglesia de San Luis de los Franceses, muy cerca de donde reside el primer mecenas de Caravaggio: el cardenal Francesco del Monte.

El ingreso del Caravaggio en los círculos del prelado tiene lugar entre finales de 1595 y comienzos de 1596. Del Monte organiza reuniones de corte sensual en las que se hacen interpretaciones místicas y líricas familiarizadas con el lenguaje mítico y religioso. Pero además, su pertenencia a la altas esferas vaticanas, sirve para apoyar al pintor en la candidatura para encargos de obras públicas.

En el año 1599 obtiene ese primer encargo público deseado por todo pintor llegado a Roma. Se trata de la Capilla Contareli de San Luis de los Franceses que el Caballero de Arpino deja sin terminar. Tras una serie de pleitos, Caravaggio pinta los dos lienzos laterales que faltan: la Vocación y el Martirio de San Mateo (izquierda). Ambos tiene que rehacerlos porque su interpretación suscita polémica, tal y como sucederá en otras muchas ocasiones posteriores. Normalmente la pintura religiosa de Caravaggio, decididamente anticlásica y antiacadémica, despertará indignadas reacciones y a la vez pasará a ser la mejor pagada en Roma.

A partir de 1600, Caravaggio abandona su residencia en casa del cardenal Del Monte, a la vez que se evidencia su carácter "muy proclive a peleas y alborotos", según señala Mancini. Después de herir a Gerolamo Stampa de Montepulciano, se sucede una interminable lista de altercados con los guardias del orden, tenencia abusiva de armas, refriegas, alborotos y procesos de difamación como el que inicia el pintor y biógrafo Baglione contra Caravaggio y tres amigos suyos en 1603. Todos estos sucesos obligan a los mecenas del artista a sacarle de la cárcel en más de una ocasión y motivan que Caravaggio decida irse a la localidad de Tolentino entre el 25 de octubre y el 8 de enero de 1604 y posteriormente a Génova en julio de 1605. Vuelve a Roma a las tres semanas, cuando sus valedores liquidan un proceso en el que se le acusa de herir al escribano Pasqualone d'Accumulo por causa de una mujer llamada Elena. A su vuelta, su tumultuosa vida sigue por los mismos derroteros hasta que en el año 1606 comete un homicidio que le hará huir definitivamente de Roma.





Este cuadro es uno de mis preferidos, es la Prendición de Cristo, está pintado en 1598 cuando el pintor tenía alrededor de 30 años. Caravaggio aparece retratado en el cuadro sujetando un farolillo que ilumina la escena. Es sorprendente la composición del cuadro dejando en el centro la espalda del soldado en una visión totalmente nueva. El cuadro se encuentra en la National Gallery de Irlanda, Dublin. Si vais por allí no os lo perdais.


Huída dramática


El 29 de mayo de 1606, el Caravaggio juega en un equipo de cuatro personas una partida de pelota en el Campo Marzio. El juego degenera en riña, los ocho jugadores llegan a las manos, y Caravaggio y Ranuccio Tomassoni se baten en una especie de duelo. Michelangenlo, herido de consideración en la cabeza, da muerte a su contrincante y debe huir de Roma. Desde este momento y hasta el final de sus días los amigos de Caravaggio intentarán conseguir su perdón papal, a la vez que el pintor debe desarrollar su profesión escapando constantemente de la justicia.
Encuentra un asilo temporal en casa de Andrea Ruffeti, cerca de la Piazza Colonna. Allí explica a un secretario de lo criminal que las heridas que tiene en la garganta y en la oreja izquierda se las ha hecho con su propia espada al caerse en la calle. Queda sometido a arresto domiciliario y al pago de una multa, aunque un boletín, fechado el 31 de mayo, termina la narración de este suceso afirmando que el pintor se encuentra en paradero desconocido. Podría ser que alguien influyente hubiera evitado la condena de Caravaggio.

El caso es que ese mismo día el agente del duque de Módena, Fabio Masetti, escribía que el Caravaggio estaba huido y se dirigía a Florencia. Efectivamente, Caravaggio ha salido de Roma, pero su rumbo eran los Montes Sabinos, va a Palestrina. Desde allí el pintor manda traer algunas de sus obras inacabadas para terminarlas mientras llega el perdón papal. Masetti escribe en sus cartas que su caso no parece desesperado dado que el crimen cometido no era premeditado y el pintor también había resultado herido. Hay estudiosos que fijan la fecha en la que Caravaggio se traslada a Nápoles entre finales de 1606 o comienzos de 1607, debido a la cantidad de trabajos que realiza en la ciudad. La singularidad del artista fue rápidamente reconocida, sobre todo, por las generaciones más jóvenes.


Sus últimos años de vida

El hecho de que se negociara la adquisición de Virgen del Rosario a través de agentes del pintor, parece indicar que en septiembre de 1607 el Caravaggio ha abandonado Nápoles. En Malta, el famoso pintor es presentado al Gran Maestre, Alof Wignacourt, miembro de la nobleza francesa para el que hace dos retratos. Su éxito hará que entre en la Orden de Malta y se le nombre <<Caballero de Gracia>>. Sin embargo, una vez más, vuelve a meterse en líos. En este caso es encarcelado por pelear con un Cavaliere de Giusticia. Todavía no se sabe bien como pudo escaparse del Castel de Sant'Angelo, pero el caso es que consiguió hacerlo en una falúa que toma como rumbo Sicilia. Para la Orden este hecho constituye un delito de la mayor gravedad y el 1 de diciembre Caravaggio es "expulsado y apartado, como miembro podrido y fétido de la Orden y de la Sociedad".

En Sicilia sigue pintando al mismo tiempo que se mueve de ciudad en ciudad, Siracusa, Mesina, Palermo, para evitar caer en manos de los numerosos afiliados a la Orden de Malta. Finalmente decide dirigirse a Nápoles donde pinta Salomé con la cabeza de San Juan (arriba) para el Gran Maestre, probablemente con el objetivo de aplacar la ira de la Orden. Pudo no servir de nada. El 24 de octubre de 1609 un aviso publicado en Roma afirma que "el famoso pintor" Caravaggio ha sido muerto o desfigurado en Nápoles. Cuentan con mayor detalle Bellori y Baglione que el artista fue tan salvajemente acuchillado en el rostro por sus enemigos que quedó casi irreconocible. Recuperado de estas heridas sigue pintando en Nápoles, hasta que en junio de 1610 decide embarcarse rumbo a Roma. Está convencido de que va a recibir el perdón papal, aunque todavía no se ha podido averiguar si alguien confirmó al artista que Su Santidad iba a responder a sus expectativas, tal y como consta en un aviso fechado el 31 de julio de 1610. El caso es que durante el viaje se produce un nuevo y fatal incidente. Cuenta Bellori que la guardia española detiene a Caravaggio porque le confunde con otro Cavaliere. Le hacen desembarcar en algún lugar cercano al pueblecito de Port'Ercole, sobre el promontorio de Monte Argentario, donde parte del litoral se encuentra bajo la jurisdicción del Virrey español en Nápoles. Cuando las autoridades se dan cuentan de su error, sueltan al Caravaggio pero su barco se ha ido sin él. Sin ninguna de sus pertenencias, el artista decide ir andando por la costa, infectada por la malaria hasta los años 30. La fiebre acabará con su vida en la playa de Port'Ercole sin nadie conocido a su alrededor. Baglione dirá "murió mal como mal había vivido". De hecho, la noticia de su muerte llega a Roma días después y no se conoce en qué lugar fue enterrado. Sólo se sabe que el Virrey de España escribió a los aduaneros para darles la orden de localizar los bienes del insigne pintor, porque quería que un cuadro de San Juan quedara bajo custodia española. A Roma llegaron dos avisos, el 28 y el 31 de julio de 1610. El primero afirma: "Se ha recibido noticia de la muerte de Michelangelo da Caravaggio, pintor famoso, eminente en el arte del color y la pintura del natural, de resultas de enfermedad en Port'Ercole".
Publicado por LaBaracA @ 2:31
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios